Friday, February 23, 2007

Disidentes de la ciencia: El Universo Holográfico


La ciencia tradicional nos ha enseñado que el fin último y la clave del universo esta en sus bloques constituyentes, es decir, en las partículas fundamentales llamadas fermiones, y en las fuerzas que en ellas actúan. El modelo científico tradicional ideal es aquel en el que con unas cuantas (entre menos mejor) leyes de interacción entre los bloques constituyentes por medio de las fuerzas que en ellos actúan, se pueda explicar todo lo que pasa en el universo.

Pero no todos en la comunidad científica están de acuerdo con esta visión de la ciencia, existe una disidencia que pretende cambiar la manera tradicional de materialismo científico y llevar a la ciencia a un nuevo plano.

Uno de los mas famosos de estos grupos disidentes es el invitado de hoy a nuestra colección, ellos sostienen, que nuestro universo no existe como tal, y que en cambio es una imagen, un holograma de una realidad completamente distinta. Lo material es ilusión y es la totalidad y no la singularidad la que le da sentido a todo.

EMPECEMOS POR EL PRINCIPIO: ¿QUÉ ES UN HOLOGRAMA?

Un holograma es una forma avanzada de fotografía que registra imágenes en tres dimensiones. El sistema holográfico básico consta de un rayo láser que es bifurcado, una de sus ramas es utilizada para iluminar el objeto que se desea guardar mientras que la otra rama se utiliza para iluminar una placa fotográfica, esta placa fotográfica al mismo tiempo es expuesta a la luz reflejada por el objeto en 3D creando unos patrones de interferencia entre el rayo láser bifurcado y la luz reflejada por el objeto.

Si posteriormente la placa fotográfica es iluminada por el rayo láser, aun en ausencia del objeto 3D, el resultado es que la luz empezará a actuar como si el objeto estuviera aun presente, produciendo así una imagen tridimensional completa del objeto.

Lo más curioso acerca de los hologramas, es que si partimos por la mitad la placa fotográfica e iluminamos cada mitad de manera separada, obtendremos versiones reducidas pero igualmente completas del objeto, y si sucesivamente dividimos la placa fotográfica y la observamos por separamos obtendremos siempre versiones completas del objeto. Esto significa que cada porción por pequeña que esta sea de la placa contiene toda la información suficiente para reconstruir y proyectar la imagen completa del objeto.

EL FÍSICO

David Bohm era el ayudante y alumno consentido de Albert Einstein en Princeton y uno de los mejores físicos del mundo en su época. Si embargo, fue victima de la paranoia de la guerra fría y el McCarthismo, acusado de comunista, se vio obligado a refugiarse en Brasil, Israel y finalmente Inglaterra. Considerado una autoridad en la física cuántica, Bohm se dio cuenta que la teoría cuántica y la teoría de la relatividad poseían ciertas aparentes contradicciones. Entre ellas, que las partículas parecían ejercer cierta acción sobre otras partículas sin importar la distancia que las separa.

En palabras simples, una partícula aquí en la tierra influye en el comportamiento de una partícula situada en una estrella lejana de manera instantánea, retando de esta manera la noción relativista de que nada puede viajar en el espacio tiempo más rápido que la velocidad de la luz.

En 1980, Bohm publica su libro “Wholeness and the implicate order” en el cual postula que el universo puede ser explicado si se piensa en él como una imagen holográfica. Cualquier porción del universo así sea un átomo, contiene la información suficiente de todo el universo, y, por lo tanto, lo que consideramos materia no es más que una ilusión, una imagen de una realidad superior, el verdadero objeto, que Bohm denomina el orden explicito o “la conciencia”.

En 1982, Alain Aspect comprobó estas contradicciones de la física cuántica en su laboratorio realizando un experimento que buscaba demostrar el Teorema de Bell, Esta nueva evidencia impulsó y afianzó aun mas el postulado de Bohm.

EL NEURÓLOGO

En 1920, el psicólogo e investigador del comportamiento Karl Lashley, descubrió algo sorprendente. Al trabajar con ratas, el lesionar permanentemente e incluso extirpar diferentes partes del cerebro reducían, pero no extinguían del todo los recuerdos que estas poseían. Esto significaba que el proceso de la memoria era un proceso que se llevaba a cabo en todo el cerebro, y que aun una pequeña fracción del mismo poseía la capacidad de recordar. Este descubrimiento, y el descubrimiento de ciertos patrones electromagnéticos que recordaban imágenes holográficas, llevaron al neurólogo Karl H. Pribram a la conclusión de que el cerebro debería funcionar como una placa holográfica.
Para desarrollar su teoría, el doctor Pribram solicito la ayuda del afamado Bohm, quien gustoso le ayudo a formular su teoría.

En efecto nuestros cerebros son los receptores de la conciencia, del orden explicito, pero el mismo tiempo son los responsables de hacernos creer que nuestro mundo llamado el orden implícito o la materia, es real. Es a través del cerebro que conocemos el mundo que nos rodea, que le damos sentido y lógica a esa imagen que es el universo, pero también es el cerebro el que nos desvía de la verdad haciéndonos creer que no hay orden más allá del orden implícito, que los científicos conocen como realismo local,

También esta teoría explicaría como es posible que el cerebro pueda guardar tanta información en tan pequeño espacio.

Un Argentino, Hugo Zucarelli, aportó mas pruebas de la naturaleza holográfica de nuestro cerebro, impresionado por el hecho de que las personas que habían perdido uno de sus oídos aun eran capaces de identificar sonidos en la periferia, Hugo Zucarelli concluyó que el cerebro debe percibir el sonido como una imagen holográfica, y de esta forma, desarrolló el llamado sonido holográfico.


EXPERIMENTO TERATOLÓGICO:

ATENCIÓN: Le recomiendo que se haga en un lugar tranquilo conecte los audífonos al PC y cierre los ojos mientras escucha con atención estos tres sonidos, esto no es el típico sonido estereofónico que se mueve de izquierda a derecha. DIVIÉRTASE.

SONIDO #1: Alguien juega con una caja de fósforos cerca de usted.

SONIDO #2: En la peluquería

SONIDO #3: En la peluquería parte 2

EL PSICÓLOGO

Stanislav Grof se dedicó a investigar los efectos de los alucinógenos y el poder curativo de los mismos. Pasó años y años recogiendo datos de personas en estados alterados de conciencia, experiencias extracorpóreas, alucinaciones, etc. Grof encontró la respuesta a todos estos misterios de la mente bajo la teoría de Bohm, en efecto, todo lo inexplicado desde los viajes astrales, las regresiones, los fantasmas, las apariciones, los milagros, etc. Todo puede ser explicado si sabemos que podemos alterar nuestra realidad, a través de nuestro receptor cerebral modificando su conducta normal por medio de terapias y uso de sustancias alucinógenas.

Si consideramos esta realidad, el universo toma sentido no desde los átomos y sus fuerzas, sino desde el todo, la conciencia que crea y recrea. La ciencia ya no es una ciencia de búsqueda del ladrillo del que esta creado el universo, pero en cambio esta convencido de que el universo entero es un solo gran ladrillo, una simple imagen de una verdadera realidad.

LA PARÁBOLA DEL PEZ

Para entender el modelo holográfico del universo y su relación con la aparente acción a distancia de las partículas, la siguiente parábola nos puede ayudar.

Imaginémonos que somos visitados por los Kinglons, extraterrestres que tienen nuestra misma capacidad cerebral y que no son muy diferentes a nosotros aunque desconocen nuestra tecnología. Imaginémonos que llevamos a uno de estos Klinglons a un cuarto encerrado en el cual hay dos pantallas de televisión, ambas pantallas proyectan la imagen de un pez dentro de un acuario, pero una está de frente al acuario y la imagen es a color, mientras que la otra proviene de una cámara que toma al pez desde la parte lateral del acuario y proyecta una imagen en blanco y negro.

La primera impresión de nuestro amigo Kinglon es que esta ante la presencia de dos objetos diferentes. Pero luego de observar detenidamente y de investigar cada imagen por separado, se dará cuenta ambas imágenes están relacionadas, pues mientras en una el pez, que estaba de lado, de repente queda de frente a la pantalla, en la otra el otro pez que estaba de frente, pasa a estar de lado.

Nuestro Klinglon concluirá que de alguna forma los dos peces están comunicándose entre ellos y que uno sabe lo que el otro esta haciendo de forma instantánea. El siguiente paso de nuestro amigo el Klinglon será postular que ambas imágenes pertenecen al mismo objeto y que están comunicadas por una realidad trascendente (en este caso, el sistema de video).

De la misma forma, pregonan los disidentes de la ciencia, todo en el universo esta conectado como una gran imagen, en la cual, la conciencia es nuestro sistema de video y nuestros cerebros son los Kinglonianos que aun se niegan a aceptar que están viendo la misma imagen, ya sea en el fotón del laboratorio, o en la supernova lejana.

1 comment:

jparada said...

Hasta que al fin me entero de donde saca Chopra tanto verso!