Wednesday, November 22, 2006

Un Pequeño Entremés: ¿Estamos cerca de producir el combustible alienígena?

En Marzo de 1989, Robert Scout Lazar, conocido popularmente como Bob Lazar, apareció en la estación de TV de Las Vegas KLAS, narrando con detalles su historia.

Nacido el 26 de Enero de 1959, Lazar estudió física de partículas en Massachusetts Institute of Technology y luego se especializó en California Institute of Technology (al menos, eso afirma él, aunque no aparece como alumno de ninguna de las dos instituciones, aunque todos sabemos que todo es una conspiración del gobierno para desacreditarlo). Mientras trabajaba en Los Alamos National Laboratory, conoció a Edward Teller, el famoso “Padre de la Bomba H”. Teller le ayudo a conseguir un trabajo en EG&G para luego llevarlo a trabajar a una base secreta cerca de Papoose conocida como S4 muy cerca de la famosa Área 51.


Allí se le encomendó la tarea de hacer “ingeniería inversa” de lo que parecía ser el sistema de propulsión de una nave. Tiempo después incluso se le permitió ver la totalidad de la nave en forma de disco que se guardaba en esa base. No fue mucho lo que pudo descifrar de esa extraña tecnología, salvo la naturaleza de su combustible. Según Lazar, las naves espaciales utilizaban como combustible el Ununpentio, también conocido como el eka-Bismuto. Este elemento, de los llamados elementos sintéticos superpesados, de número atómico 115, símbolo provisional UUP y que no se encuentra de manera natural en nuestro planeta, parecía el combustible que hacía funcionar la nave.

El mecanismo que utilizaba era el siguiente, el UUP era irradiado por un denso bombardeo de partículas, como resultado de esto, parte del UUP se convertía en ununhexio (elemento 116) altamente inestable y que al decaer tiene como subproductos tanto materia como antimateria que al aniquilarse entre si da como resultado grandes cantidades de energía. Por otro lado, la parte del UUP que no se transforma en UUH, produce un extraño campo de Interacción nuclear Fuerte que trasciende la nube orbital de electrones debido a su núcleo súper masivo. Este campo puede ser amplificado, produciendo de esta forma un campo gravitatorio propio que en el Área 51 se le llamo Gravedad B. Con esta Gravedad B era posible modificar las configuraciones gravitatorias del entorno. Eso explicaría, nos dice Lazar, la forma de disco de las naves que facilitarían la tarea de amplificación del campo.


Según Lazar, el elemento tiene forma de metal de color naranja de fácil manejo, la razón por la que no se encuentra de manera natural en nuestro entorno es porque no tenemos en las cercanías supernovas suficientemente grandes para crear núcleos de ese tamaño. Pero en otras regiones del Universo, la extracción de UUP puede ser comparada con la extracción de Hierro en nuestro planeta. El gobierno de USA recibió de parte de los visitantes (Lazar los llama “los aventureros”) un cargamento de al menos una tonelada de UUP.

Pero la conspiración no se detiene ahí en el simple testimonio de Lazar, Glenn T. Seaborg. (Premio Nóbel de Química en 1951 por su trabajo en los elementos transuránicos, y co-descubridor de al menos 10 elementos de la Tabla periódica uno de ellos, el 106, lleva su nombre) propuso el concepto de la isla de la estabilidad, según la cual, isótopos de elementos superpesados pueden tener una estabilidad asombrosa si cuentan en su núcleo con los suficientes neutrones. Según las predicciones, el UUP-299 sería el elemento que se encontraría en toda la mitad de la Isla de la estabilidad, haciéndolo, en teoría, el único elemento superpersado verdaderamente estable.



El 1 de Febrero del 2004, fue publicado en el Physical Review un estudio llevado a cabo por científicos Rusos del Joint Institute for Nuclear Research de la Universidad de Dubna, y norteamericanos del Lawrence Livermore National Laboratory. Según el cual americio (elemento 95) era bombardeado con calcio (elemento 20) para producir cuatro átomos of UUP. Estos átomos decayeron en ununtrio (elemento 113) en aproximadamente 100 milisegundos. El UUT resultante se convertía al cabo de 1.2 segundos en elementos naturales.


A partir de ahí se han logrado sintetizar otros isótopos de UUP todos de vida muy corta (máximo 400 ms), aunque aun no se ha logrado sintetizar el mítico UUP-299. Para completar los extraños efectos en la interacción fuerte que describe Lazar en su historia, el UUP recae en el grupo del Bismuto, que es uno de los pocos elementos con propiedades diamagnéticas que aun no han sido entendidas del todo. Si tenemos en cuenta que los elementos de grupos similares tienen características similares, es de esperar que UUP tenga propiedades parecidas al Bismuto. Pero todo esto nos e sabrá hasta que un isótopo de UUP tenga una vida media suficiente para ser analizado.

3 comments:

jparada said...

hasta que al fin me entero cual era el meollo de la historia del tal Lazar...

buen articulo, siga asi muchacho

juglar del zipa said...

¿y no dicen que en brasil se encuenta toda la tabla periódica? ¡vayan allá!

Anonymous said...

Quiero probar un poco de ese pastel de pasas aderezado con 115 protones.