Thursday, May 05, 2011

¿QUE SABEMOS DE LA FAMILIA REAL?

Nota del coleccionista: Pareciera increíble que en pleno siglo de las comunicaciones, globalización y la democracia establecida como el non plus ultra de los modelos de gobierno, un evento tan aparentemente anacrónico como la boda real acapare tanto la atención de la prensa y del ciudadano común.

La semana pasada, millones de personas se sentaron frente al televisor algunos incluso madrugando, para ver la boda entre el príncipe William y Kate Middleton. Demostrando que a pesar que los reyes modernos no tienen mayor poder de decisión o capacidad de gobierno, siguen alimentando la fascinación de propios y extraños.

Para muchos, no hay nada más inglés que la familia real cuya cabeza es la reina Isabel II son, sin duda un símbolo de lo que es Inglaterra para el mundo, lo que pocos saben es que la familia real es en realidad de ascendencia alemana.

Fue en 1917 cuando el rey Jorge V decidió cambiarle el apellido a la familia del germanísimo Sachsen-Coburg und Gotha por el inglesísimo Windsor. La razón para esto era el sentimiento anti alemán que imperaba en Gran Bretaña debido a la primera guerra mundial.

Lo cierto es que la casa de Windsor sienta sus raíces en Alemania, La reina Victoria, símbolo absoluto de lo que es ser inglés, pertenecía a la Casa de Hannover y muchos de sus escritos fueron hechos en alemán y su esposo, el príncipe Alberto, fue quien trajo el apellido Sachsen-Coburg und Gotha al trono inglés. Como si eso fuera poco, el príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel II y padre del príncipe Carlos, también es de ascendencia alemana.

Pero este dato sobre lo poco ingleses que son los reyes de Inglaterra, oscuro como puede parecer, está abierto al escrutinio de la historia oficial. Cuando se indaga un poco más, encontramos que la familia real es blanco de infinidad de leyendas, historias teratológicas y se les acusa de poseer secretos macabros. A lo largo de este siglo de reinado de la casa Windsor, cientos de personas han salido a relatar situaciones que han sido refutadas, algunas veces de forma vehemente, por la historia oficial.

Aquí en teratología vamos a desenmascarar a la casa de Windsor, sacándole todos los trapitos al sol (me remitiré a la casa de Windsor porque, aunque la corona Inglesa en general está repleta de historias teratológicas, incluir personajes como Enrique VIII o María Tudor “Bloody Mary” harían de este artículo casi un libro. Estoy seguro que estos personajes ocuparán espacios en este blog en un futuro próximo). Por facilidad de lectura y por convención no utilizare solamente los nombres ingleses o los nombres españolizados de la realeza, en general, usaré el nombre que yo creo tiene más recordación en el habla hispana, por ejemplo, todos crecimos oyendo hablar de la reina Isabel II, pero la mayoría hemos escuchado del príncipe William, no el príncipe Guillermo, así que indistintamente usare el nombre que me parezca más conocido.

Entonces, ¿Qué sabemos de los Windsor?

QUE SON NAZIS

Por supuesto la conexión más obvia que se puede hacer teniendo en cuenta su pasado alemán era acusar a los miembros de la familia real de ser Nazis. Sin embargo, conspiretas como Ryan Paul nos traen ciertos datos al respecto.

Contrario a lo que nos contaron en la reciente ganadora del Oscar a mejor película “El discurso del rey” (The king’s speech) el rey Eduardo VIII no renuncio a la corona para poderse casar con la americana Wallis Simpson pues aunque esa situación era embarazosa para la corona, el rey hubiera encontrado una forma de pasar por encima del problema. La verdad es muy distinta al relato de amor que la historia oficial nos quiere vender, en realidad Eduardo VIII fue obligado a renunciar pues se negaba a declararle la guerra a la Alemania de su gran amigo Adolf Hitler.

Cuando Eduardo renuncia a ser rey, se traslada a Francia desde donde emprende una gira por toda la Alemania Nazi. Durante los años siguientes, Eduardo mantiene comunicación permanente con altos oficiales Nazis, especialmente los que se encontraban en España y Portugal. En esas comunicaciones, Eduardo negoció con el gobierno de Hitler su retorno al trono cuando Alemania ganara la guerra y llegó incluso a traicionar a su país al filtrar a los alemanes datos de planes militares y posiciones Aliadas.

Cuando los aliados descubrieron las actividades sospechosas de Eduardo, lo obligaron a él y a su esposa a exiliarse en las Bahamas desde donde no podían intervenir hasta el final de la guerra. Luego de la derrota de los alemanes, a la pareja se le permitió volver a Francia con la condición de retirarse y alejarse completamente de los asuntos de gobierno.

Pero contrario a lo que muchos creen, Eduardo VIII no fue el único Windsor con nexos de la Alemania Nazi. El príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel, era el directo heredero al trono de Grecia hasta que su familia fue exiliada cuando él aun era un niño. Su familia se trasladó a Alemania donde creció al lado de sus hermanas mayores y los novios/esposos de ellas. Absolutamente todos los cuñados del príncipe ocuparon altos cargos en el gobierno de Hitler y el mismo príncipe hizo parte de las juventudes Nazis.

En 1961, el príncipe Felipe funda el World Wildlife Fund (WWF) junto con el príncipe Bernardo de Holanda. La WWF es una organización eco fascista con gran influencia en su manejo de la filosofía Nazi. En apariencia la WWF tiene por objetivo proteger especies en peligro, acto loable pero irónico si tenemos en cuenta que tanto el príncipe Felipe como el príncipe Bernardo son reconocidos amantes de la cacería. En realidad, la WWF es una excusa para controlar gran cantidad de parques nacionales alrededor del mundo que muchas veces sirven como lugares de entrenamiento o campos de concentración clandestinos.

El príncipe Bernardo quien fue el esposo de la reina Juliana de Holanda, fue un simpatizante del nazismo. De hecho la corona Holandesa está plagada de nazismo pues tanto la madre de la reina Juliana, la reina Guillermina, como la hija, la actual reina Beatriz, se casaron con funcionarios activos de la Alemania Nazi.

Muchos dicen, el deseo de muchos miembros de la casa Windsor es imponer en un futuro su propia versión del nazismo en Inglaterra. Para comprobar que el nazismo continúa vivo en la familia Windsor, vale recordar el episodio del 2005 en el que el príncipe Harry, hijo del príncipe Carlos y hermano del recién casado William, se presento a una fiesta usando atuendos nazistas.

QUE CREARON A UN ASESINO EN SERIE PARA SALVAR LA CORONA

El siglo XIX fue un siglo negro para los reinos europeos. La revolución francesa sumada a las guerras independentistas habían dejado un mundo segmentado, republicano y que miraba con desconfianza todo lo que sonara a monarquía. Los reinos que sobrevivieron a este remesón al final tendrían que ceder gran parte de su poder como las coronas inglesa y española o terminarían por caer como los Zares Rusos. En este ambiente inestable para las monarquías ocurrió uno de los episodios de intriga, amor y asesinatos más secretos de los últimos 200 años, o por lo menos eso piensan conspiretas como Stephen Knight.

Reinaba en Inglaterra Victoria y el segundo en línea al trono era su nieto el príncipe Albert Victor quien era conocido en Inglaterra como el príncipe Eddy. Eddy se enamoro de una mujer del común que además de iletrada era católica de nombre Annie Elizabeth Crook. Durante años, Eddy sostuvo un romance con ella y tuvo con ella una hija que llamaron Alice. Enceguecido de amor, Eddy decide casarse al escondido con Annie y en una ceremonia clandestina la hace su esposa. A la ceremonia solo asistieron 2 personas en calidad de testigos, el pintor y amigo personal de Eddy Walter Sickert, y Mary Jane Kelly amiga personal de Annie y la nana de Alice quien vivía en el apartamento que el príncipe les había comprado.

Tanto el matrimonio como la existencia de Alice llegaron a oídos del primer ministro Lord Salisbury quien inmediatamente informa a la corona. Que el segundo heredero al trono tuviera un hijo con una mujer del común era grave, pero que esa mujer fuera católica y no anglicana hacia la situación muchísimo más difícil pues esto podría marcar el inicio de la revolución en Inglaterra y el fin de la corona británica. Victoria inmediatamente ordenó acabar con la situación.

Scotland Yard hizo una redada en el apartamento de Annie en el que Annie fue arrestada. Mary Jane y Alice, que se encontraban paseando al momento de la redada huyen del lugar y se esconden en un barrio bajo de Londres donde Mary Jane tiene que trabajar como prostituta para sobrevivir. Mientras tanto Annie es llevada ante el doctor de la corte Sir William Gull quien de inmediato la declara loca y la remite a una institución mental donde pasará drogada el resto de su vida.

El príncipe por su lado, también fue sometido a tratamiento psiquiátrico pues se negaba a aceptar lo que había sucedido, durante 3 años, Victoria intentaría por todos los medios calmar y acallar a su nieto, hasta que, cuando apenas tenía 28 años, el príncipe muere de manera de “natural” de pulmonía.

Entre tanto, Mary Jane se hace amiga de otras tres prostitutas, Mary Ann Nichols, Annie Chapman y Elizabeth Stride a quienes les cuenta la historia y quienes convencen a Mary Jane de sacar provecho de la situación y chantajear a la corona sobre hacer pública la existencia de Alice.

La corona, como era de esperarse, no tomo muy bien el chantaje y decidió sistemáticamente cortar el problema de raíz. Para ello, sir William Gull quien pertenecía a los masones, reunió a un grupo de masones y con la ayuda de scotland yard localizaron a las prostitutas. Una a una fueron asesinadas de forma ritual y su cadáver abandonado en las calles del barrio. Una quinta victima, Catherine Eddowes fue asesinada por error pues utilizaba el nombre de Mary Jane Kelly cuando trabajaba. Para cubrir cualquier conexión con la corona, Scotland Yard inventó la leyenda de Jack el destripador, un presunto asesino en serie que mataba ritualmente las prostitutas. Como era de esperarse, Jack el destripador jamás fue capturado y la suerte de Alice sigue siendo incierta.

Entre tanto el otro testigo del matrimonio, Sickert, guardo silencio durante años, hasta que, en su lecho de muerte, se lo relató a su hijo, quien contó en público la historia solo para salir días después a retractarse.

QUE SON DESCENDIENTES DIRECTOS DE JESUS

Algunos “historiadores” como Maurice Cotterell sostienen que la familia real son descendientes directos de Jesús de Nazaret, Según ellos, después de resucitar, Jesús no ascendió a los cielos sino que decidió exiliarse con su esposa, María Magdalena y sus apóstoles a un lugar alejado de la influencia de Roma. Después de recorrer el mediterráneo y Francia, Jesús finalmente llega a Inglaterra donde cambia su nombre por Arturo y se proclama rey de la isla.

En Inglaterra Jesús-Arturo (que parece el nombre de un puntero derecho del Pereira), nombro caballeros a sus apóstoles llamándolos los caballeros de la mesa redonda, que inicialmente eran los caballeros de la mesa de la ultima cena. Con ellos erigió un gran reino que duró durante muchas generaciones hasta que los normandos invadieron y los obligaron a emigrar a Alemania. La familia real británica así como la mayoría de las familias reales europeas (pues casi todas están emparentadas entre sí) descienden de Jesús-Arturo y su corte.

PERO TAMBIEN SON DESCENDIENTES DIRECTOS DE MAHOMA

Otros, como el experto en genealogía Harold Brooks-Baker, sostienen que por las venas reales circula la sangre del profeta Mahoma. La conexión viene a través de María Tudor “Bloody Mary” quien contrajo matrimonio con el Rey Felipe II de España. El Rey Felipe tenía ascendencia mora al ser descendiente de los reyes moros de Sevilla, quienes eran descendientes directos de Mahoma.

Brooks-Baker afirmaba, que la realeza británica estaba destinada a lograr la paz con los musulmanes, Otros afirman que la realeza será la que imponga el Islam en toda Europa.

QUE LA REINA ESTA CASADA CON UN DIOS

En la remota isla de Vanuatu en medio del pacifico en una región selvática vive la pequeña tribu de los Yaohnanen. Esta tribu seria comparable con muchas tribus que se encuentran en las islas de la polinesia de no ser por un pequeño detalle: su dios es el príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel.

Desde hace cientos de años, los Yaohnanen pasan de generación en generación la leyenda del espíritu de la montaña, hijo del espíritu que reina en la isla, que abandonó la isla hace siglos para ir en busca de una mujer poderosa con la cual casarse. Cuando Felipe contrajo matrimonio con la reina Isabel II el 17 de noviembre de 1947, los Yaohnanen sospecharon que el príncipe podría ser el espíritu de la montaña.

Pero la confirmación de sus sospechas no llegaría sino hasta 1974, cuando la pareja real llegó en visita oficial a Vanuatu que era gobernada en conjunto con Francia bajo el nombre de Nuevas Hébridas. En su visita, el príncipe visitó a los Yohnanen.

Desde ese día los Yohnanen adoran al príncipe como a su dios, cada día de su cumpleaños, los Yohnanen exhiben banderas inglesas y encienden fuegos frente a las fotos del príncipe. Algunas fotos, ellos afirman, provienen del príncipe en persona, quien en privado se regodea sabiendo que todo un pueblo cree en su carácter divino.

QUE MANDARON A MATAR A LINCOLN Y KENNEDY

Cuando Inglaterra perdió sus dominios en ultramar se negaban a perder el dominio que por siglos habían ejercido. Para lograr tal propósito, cambiaron la estrategia de una intervención con gobierno directo a una intervención en la cual se manejara el país a través de su economía. Para tal efecto unieron fuerzas con los grandes banqueros británicos, especialmente los Rothschild.

Dos presidentes de Estados Unidos trataron de hacerle frente a la corona británica, Abraham Lincoln se negó a recibir ayuda financiera de Inglaterra para financiar la guerra civil y buscó los recursos por otro lado, evitando que Estados Unidos estuviera endeudado con la corona británica por siglos. De la misma manera, John F. Kennedy se proponía reformar la reserva federal, manejada por la banca internacional . Ambos presidentes fueron exterminados por agentes británicos al servicio de la corona.

QUE LA REINA ES UNA REINA ILEGITIMA

Desde los albores de la edad media, la reliquia principal de la corona Escocesa es la llamada Piedra del Destino o Piedra de Scone. Dicha piedra, cuenta la leyenda, fue la piedra sobre la que durmió Jacob cuando tuvo el sueno sobre los ángeles que subían y bajaban del cielo. En las coronaciones de los reyes escocés, la piedra era situada debajo del trono en el que el rey hace su juramento ante Dios.

En 1296, en medio de las guerras entre Inglaterra y Escocia, la piedra fue tomada por el rey Eduardo I y llevada a la Abadía de Westminster donde desde entonces también hizo parte fundamental de la coronación de los reyes Ingleses y posteriormente británicos.

El día de navidad de 1950, cuatro estudiantes escoceses, Ian Hamilton, Gavin Vernon, Kay Matheson, y Alan Stuart, robaron de la Abadía de Westminster la piedra del Destino para devolverla a su natal Escocia. En el proceso, la piedra se partió en dos y cada pedazo logro cruzar la frontera a pesar de los estrictos controles policiales.

Días después, la piedra apareció en exhibición en la iglesia principal de Edimburgo, sin ninguna clase de seguridad. En minutos, la policía llego al lugar y la devolvió para Londres. Dos años después, la reina Isabel II tomaría juramento sobre la piedra.

¿Pero por qué los estudiantes se tomarían el trabajo de robar la piedra y cruzar la frontera para luego dejar la piedra abandonada en una de las iglesias centrales para que la policía la reclamara de nuevo? La teoría dice que la piedra que se llevaron para Londres era una imitación de la piedra original que continua escondida en suelo escocés. Si esta teoría es cierta, la coronación de la reina se invalidaría lo que significa que la reina es una reina ilegitima.

QUE MATARON A DIANA SPENCER

Todos sabíamos que este tema llegaría. Diana Spencer, anteriormente conocida como la princesa Diana, se divorció del príncipe Carlos en 1996 y luego de una fallida relación con un famoso medico pakistaní, la princesa comenzó una relación con el hijo del multimillonario Mohammed Al Fayed, Dodi Al Fayed.

En agosto de 1997, la princesa y su novio mueren en un accidente de tráfico atribuido a la manera irresponsable de manejar del chofer de la pareja que además fue acusado de estar embriagado y a un grupo de paparazis que perseguía el carro de la pareja en ese momento.

Pero en realidad, la corona tenía muchas razones para eliminar a Diana, su relación con un ciudadano de común y en especial uno de ascendencia musulmana se veía como una afrenta a la pureza de sangre de la familia real. Además, corría el rumor de que se encontraba en embarazo lo que suponía un dolor de cabeza para la familia real.

Por último, en 1993, Diana le escribió una carta donde expresa su temor a ser asesinada por su esposo Carlos en lo que a los ojos del mundo parecería un accidente de tránsito.

Y POR ULTIMO, QUE SON REPTILIANOS.

Sobre esto ya había hablado de forma extensa en mi artículo sobe los reptilianos. La familia real es en realidad un grupo de reptiles con la capacidad de cambiar de forma para parecer humanos que han estado manejando la historia de la humanidad desde los inicios de la misma.

Según David Icke, principal autoridad en el tema reptiliano, la familia real, que pertenece a la llamada “Hermandad oscura germánica” hace parte de la elite reptiliana, siendo ellos las figuras públicas más cercanas a los verdaderos dirigentes del mundo. No es casualidad dice Icke, que la reina Isabel haya escogido ese nombre para gobernar. Mirándolo en ingles, Elizabeth significa el nacimiento de la lagartija (EL LIZARD BIRTH)

Dejemos que sea el mismo David quien nos cuente:


4 comments:

Janine said...

Cada vez que leo tu blog quedo mas aterrada. Claro que la Reina Isabel si parece una lagartija, voy mas por la ultima version :D. De todos modos los datos de que son mas Alemanes que Ingleses interesantisimos.

Eduardo said...

Lo Felicito. Que buen articulo.

LEMASA said...

IMPRESIONANTE. Esta brutal la crónica. saludos

anfoc said...

también me quedo con la última hipótesis xD
gran post, saludos.